lunes, 5 de mayo de 2008

MAS VALE TARDE QUE NUNCA (Sobre Jodorowsky y Bregovic)

Para esta fecha, como es de suponerse, numerosas paginas y blogs estarán con alguna reseña de alguno de los cinco conciertos que dio Bregovic en nuestro país y muchas mas líneas escritas sobre las conferencias y las representaciones de la puesta en escena de Alejandro Jodorowsky (eso sin contar las notas de los periódicos).

Como en casa los televisores y radios no tienen antena (es en serio) me entere demasiado tarde de la visita de Jodorowsky en México. Ya habían pasado las conferencias de CU y el Cultural Helénico, lo que me quedaba era asistir a la obra de teatro, así que fui al último de tres días de la temporadita en el Teatro de la Ciudad.


17 de Abril. Jueves. Teatro de la Ciudad. DF.

Sin tomar en cuenta la lluvia y que a mitad de la representación se fue dos veces la luz (y que la planta de luz del teatro fallaba) puedo escribir que la representación fue memorable. Tres personas en escena, dos de ellas interpretando a dioses y demonios (los demonios son personas, todos somos demonios), dioses que tratan de aferrarse a su deidad, a su estado etéreo, ante la inevitable conversión a seres humanos. Existencial. Espiritual. Visceral. Brontis (a quien todos recordamos como el pequeño desnudo de "El Topo") interpreta lo atemporal, lo abstracto, no lo infinito, pues en el universo de Jodorowsky no existe ese concepto. Fin de la función. Después de la ovación y una espera de que tras las cortinas apareciera el director (esta noche eso era Alejandro), una voz anuncio que Jodorowsky firmaría libro a quien comprara un ejemplar de la variedad que se ofrecía en la entrada. Así que ahí voy, como quinceañera en concierto de pop, compro mi libro (el más barato, 90 pesos) y me formo en una interminable fila. Treinta y cinco minutos despues llega mi turno y cuando me doy cuenta ya estoy delante de el. Me pregunta mi nombre, hace un garabato, me da la mano y el que sigue.


18 de Abril. Viernes. Teatro de la Ciudad. DF.

Corriendo y otra vez empapado, entro a donde estuve un día antes. Busco mi lugar, apenas regreso con una botella de agua cuando se anuncia la tercera llamada. Un par de mujeres con vestimenta tradicional aparecen y cantan a dueto, segundos después, de uno de lo 4 accesos a la planta baja un trompetista irrumpe en la sala, y después le siguen mas músicos, para, entre aplausos, gritos y chiflidos, caminar lentamente a la escalinata que conduce al escenario. Así empezó el primer concierto de Goran Bregovic y su orquesta para bodas y funerales. Así arrancó lo que se convertiría en un autentico baile, lleno de vida y muerte, de alegría y nostalgia. Por momentos ya no era un concierto era una escena balcánica de película marca Kusturica, y nosotros, gitanos bailando la danza de la vida. En dos horas y media de música es posible aprehender el ala indefinible de un pueblo, de una cultura. Bregovic lo hizo.


23 de Abril. Miercoles. Teatro Diana. Guadalajara.

Tambien corriendo y por poco sin alcanzar boleto, el concierto en el teatro Diana fue similar al de el Teatro de la Ciudad. El reservado publico tapatío cedió al incontenible impulso del rítmico conjunto balcánico. ‘La Jornada’ local reseño como el concierto mas inolvidable de aquel recinto. Yo tambien, jojo. Hasta dieron programita con las canciones que se harían y datos de la banda.


25 de Abril. Viernes. Plaza de la Danza. Oaxaca de Juarez.

En Oaxaca, por un retraso del autobús, nos fue imposible al señor Gus y su servidor, ver la apertura y los primeros treinta minutos del concierto, el cual estuvo enriquecido con una magnifica orquesta oriunda del estado. No obstante, pudimos apreciar la magia que conjuraban todos los integrantes del rito: la música-musicos, la orquesta, los asistentes y la Plaza de la Danza.




Seguramente ya habrán leído otras reseñas, así que por el momento es lo que puedo compartir.

La señorita (y muy guapa) Ross Arroz me recomendó ver “Dieu est grand, je suis toute petite”, la vi y quede muy satisfecho. Actúa Audrey Tautou (la de Amelie) como protagonista.

Ahh y en TVUNAM los viernes, a partir del pasado, estarán transmitiendo el Decalogo de Kieslowski, completito.

*Saludos*

4 comentarios:

Paula Duró dijo...

Que bueno, que bueno,cuanta información realmente valiosa hay aca.
No habia escuchado nunca de Corzo y sin embargo comparto y práctico su visión.
Jodorowsky y Bregovic son dos mutantes que tambien pasaron por buenos aires. Bregovic me parecio mucho mas visceral, fue árido y urgente, suspendió la razón.
Será hasta la proxima.
Saludos.

Raúl Ernesto dijo...

Aquí está imposible captar TVUnam... lastima.
Audrey... ¿Hay quién no esté enamorado de ella?

Microbial dijo...

Tss Jodorowsky no me agrada, aunque tenga peliculas buenas como fando y liz, el topo y otra que se me olvidó su nombre

ese wey es puro morbo y cree que confundiendo a la gente hace cine de calidad jajaja

bueno ese es mi punto de vista, y en cuanto a bregovic, ps no es mi estilo preferido jejeje

Saludos hermano, y buena reseñña y mal pedo que se fue la luz!!!!!

Nadia dijo...

thanks por la visita :D pos espero ke no sea la unica ves ke suceda eh!!! muchos saluditos ke tengas buen dia!!!